Ayer hablábamos de saber qué velocidad de Internet necesitaba cada uno según el uso que le dan, tanto de subida de archivos como de descarga de éstos. Pues bien, hoy vamos a imaginar que ya tengo Internet en casa contratado: “x” megas de descarga e “y” megas de subida. ¿Cómo puedo saber la velocidad real que me está llegando? Existen varias herramientas para saber cuánto realmente de lo contratado estás percibiendo en tu domicilio. Para empezar, probablemente hayas firmado una cláusula en el contrato, donde señala que la compañía se compromete a ofrecerte lo máximo posible, pero que estas cosas pasan. O quizás, en un momento dado, la velocidad disminuye y quieres saber con cuánta estás contando. Recuerda siempre que la velocidad de Internet está continuamente variando aunque la prueba se haga con una diferencia de segundos.

Hay varias herramientas externas que ayudan a comprobar qué velocidad de Internet está llegando a tu casa en ese momento, y normalmente se muestra con velocidad de bajada (download speed) y velocidad de subida (upload speed) en una circunferencia similar a la métrica de velocidad del coche.

Algunas de las páginas web donde puedes medir tu velocidad de Internet y de manera gratuita independientemente del operador que tengas contratado, son las siguientes:

Test-velocidad  Fácil de utilizar y permite saber la velocidad de cualquier dispositivo PC, Móvil o Tablet.

test_velocidad_com

Imagen gracias a testvelocidad.com

Bandwidthplace sencillo, se inicia test y mide tanto subida como bajada. Permite luego compartir los resultados.

Imagen gracias a Bandwidthplace

Imagen gracias a Bandwidthplace

Speedtest  es una de las más utilizadas, solo tienes que iniciar test y en unos segundos hace las métricas.

test_velocidad_speedtest

Imagen gracias a Speedtest

Speedof es mucho más gráfica. Sólo hace falta pulsar el botón de inicio y se muestra en la pantalla la variación de la velocidad en un gráfico.

test_velocidad_speedof

Imagen gracias a Speedof

Hay que recordar también que el ADSL es muy propenso a tener variaciones entre lo contratado y lo real, ya que depende de la distancia a la que estén los nodos de conexión de la central telefónica de nuestra casa. Con la fibra óptica esto no debería pasar, y deberíamos estar recibiendo todo lo contratado, tanto de subida como de descarga.

Con estos consejos sobre velocidad de Internet y cómo hacer el test de la velocidad real, ya deberías tener las herramientas necesarias para ¡tomar la mejor decisión para ahorrar! y recuerda, con roams puedes encontrar las ofertas que te ofrecen los operadores adaptándolo a tus necesidades, de una manera fácil y sencilla.

Tags: , , , , ,