Finanzas

Cancelar una tarjeta de crédito: motivos, cómo proceder y consecuencias

logo Roams
Última actualización: 17 de abril de 2024
Isbelt Martín
228 personas han leído este post en los últimos 12 meses
En pocas palabras

Cancelar una tarjeta de crédito es un procedimiento muy sencillo, pero que conviene hacer correctamente para evitar disgustos en forma de cobros inesperados. Por lo general, bastará con que se lo comuniques al banco, y este tramitará la baja de tu tarjeta. Te explicamos cómo cancelar una tarjeta de crédito y qué motivos hay para hacerlo.

Cómo cancelar una tarjeta de crédito

Hay una serie de pasos que debes seguir para cancelar tu tarjeta de crédito. Hacerlo correctamente te evitará seguir pagando las comisiones o gastos relacionados de tu tarjeta de crédito. Los requisitos para cancelar una tarjeta de crédito son:

  1. Comprueba si hay penalizaciones Es posible que tu tarjeta tenga algún tipo de compromiso de permanencia, por lo que si la cancelas antes de que venza ese plazo deberás compensar a su emisor en las condiciones explicadas en el contrato de tu tarjeta de crédito.
  2. Asegúrate de no tener deudas Un requisito fundamental es que tu tarjeta tenga saldo positivo, es decir, que no hayas hecho uso del crédito disponible. Para poder cancelar tu tarjeta de crédito deberás estar libre de deudas con la entidad que te la ofreció. Liquídalas antes de cancelarla, pagando el saldo que tengas pendiente.
  3. Contacta con el banco Una vez estés seguro de que cancelar tu tarjeta no conllevará penalizaciones y hayas saldado tus deudas, es hora de solicitar su cancelación al banco o entidad financiera que te dio la tarjeta. Puede hacerse de forma presencial en sus oficinas, por su app, por email, por carta o correo certificado, o por teléfono, depende de cada empresa.
  4. Comprueba si la cancelación se ha llevado a cabo correctamente El último paso consiste en echar un vistazo al que debería ser tu último extracto de la tarjeta. En él podrás comprobar si se ha llevado a cabo la cancelación. Si no fuera así, vuelve a contactar con la entidad que emitió tu tarjeta de crédito.
En pocas palabras

No siempre podrás cancelar tu tarjeta de crédito en cualquier momento. Es posible que estés atado por un compromiso de permanencia que te obligue a tener activo el producto un número de meses (por ejemplo, antes de un año), o que tengas cuotas pendientes de pago. Pero si no es así, podrás cancelar tu tarjeta de crédito cuando quieras, siempre que realices un preaviso al banco (1) si así lo estipula el contrato.


Motivos para cancelar una tarjeta de crédito

Existen tres motivos principales por los que cancelar una tarjeta de crédito:

  • Por robo de la tarjeta.
  • Por pérdida o extravío.
  • Porque no quieres seguir usando la tarjeta de crédito (o bien no la necesitas, o bien sus condiciones no te satisfacen, por ejemplo).

Sea cual sea el motivo que te haya llevado a pedir la cancelación de tu tarjeta, lo mejor es que procedas cuanto antes, para evitar nuevos cobros o sorpresas inesperadas, sobre todo si es por robo o pérdida. En estos casos, es posible que te interese más anular la tarjeta o bloquearla, pues de ese modo podrás solicitar una de remplazo a tu entidad.

Recuerda que la anulación de una tarjeta es irreversible y la deja inutilizada (como su cancelación), mientras que el bloqueo es algo temporal que se puede deshacer en caso de que la recuperes.

Por tanto, en esencia el motivo fundamental para querer cancelar una tarjeta de crédito es no estar conforme con el producto. Es posible que se haya convertido en un gasto que quieras evitar, o que hayas encontrado otra con mejores condiciones (como una TAE más baja para sus pagos aplazados o ausencia de comisiones).

Cancelar o anular tarjeta de crédito por robo o extravío

En caso de robo de la tarjeta de crédito la cancelación será algo distinta al procedimiento habitual, y también se puede aplicar a su pérdida o extravío. Lo más importante será actuar con rapidez, para evitar posibles usos indebidos de la tarjeta, ya que tanto tú como tu banco tenéis una serie de obligaciones a cumplir en este supuesto (2) . Para cancelar una tarjeta de crédito robada deberás:

  • Apagar la tarjeta: hay entidades que permiten realizar esta acción a través de su área de usuario o su app, pero siempre tienen disponible un número de teléfono para estos efectos. Es la opción recomendada si has perdido tu tarjeta de crédito y confías en recuperarla.
  • Bloquear de la tarjeta: se puede hacer mediante la app o área de usuario del banco, pero también por teléfono o de manera presencial en una sucursal. Esta opción es la recomendada si te han robado la tarjeta, o el siguiente paso a dar si la has perdido y no crees que vaya a aparecer.
  • Poner una denuncia en comisaría: será la mejor forma de justificar que tú no has hecho los posibles movimientos que haga el delincuente. También es probable que tu entidad te solicite esta denuncia en algún momento.

Salvo que le indiques lo contrario a la entidad emisora de tu tarjeta de crédito, esta cancelación afectará solo a la tarjeta como producto físico, no al contrato que os une, y se procederá a emitir una de remplazo o sustitución para que puedas seguir operando con ella. Ten en cuenta que es posible que esto suponga algún coste: comprueba el contrato por si así fuera, y si no estás de acuerdo, házselo saber a la entidad para poder romper adecuadamente vuestra vinculación.


¿Cancelar una tarjeta de crédito afecta a mi historial crediticio?

Cancelar una tarjeta de crédito no tiene por qué afectar negativamente a tu historial crediticio o "score". De hecho, es posible que lo mejore, ya que te librarás de una potencial fuente de deudas. Lo que no hará es borrón y cuenta nueva con tu historial.

A la hora de acudir a un banco a por un préstamo, este hará un análisis de riesgos de ti como cliente, en el que tendrá en cuenta tu historial crediticio. Y la tarjeta de crédito que has cancelado habrá dejado una huella en él, para bien o para mal.

Es decir, no es malo cancelar una tarjeta de crédito, si así ayudas a tu economía financiera y a tu capacidad de endeudamiento. Será más fácil que puedas acceder a nuevas fuentes de financiación. De hecho, es recomendable cancelar una tarjeta de crédito que te va a generar más problemas que los que te pudiera resolver, siendo el más habitual el endeudamiento por su uso, algo que ha sido tristemente habitual con las tarjetas revolving.


Cancelar una tarjeta de crédito por fallecimiento

Uno de los motivos que te pueden llevar a tener que cancelar una tarjeta de crédito es el fallecimiento del titular. Si eso sucede, sus herederos serán los responsables de las deudas que el difunto pudiera tener, lo que incluye sus productos financieros, como una tarjeta de crédito.

Los herederos del fallecido deberán ser quienes soliciten la cancelación de la tarjeta de crédito, saldando las deudas que pudiera haber contraído, como un último recibo mensual pendiente de pago. Es requisito indispensable para cancelar la tarjeta de crédito de un fallecido que todos los beneficiarios estén de acuerdo, como parte del proceso de aceptación de una herencia.

Si no hubiera deudas, es posible que el propio banco o entidad financiera proceda a la cancelación de la tarjeta de crédito del fallecido en cuanto se le comunique, ya que suele ser una de las razones incluidas en el contrato para la rescisión unilateral del mismo.


Preguntas frecuentes sobre cancelar una tarjeta de crédito

¿El banco puede cancelar mi tarjeta de crédito?

Tu banco puede cancelar unilateralmente, siempre y cuando esté contemplado en el contrato, tu tarjeta de crédito, pero debe tener razones de peso para hacerlo, como un uso fraudulento de la misma por tu parte, falseamiento de información, impagos, etcétera.

¿Qué hago si mi banco no me quiere cancelar mi tarjeta de crédito?

Si tu banco no quiere cancelar tu tarjeta de crédito debes averiguar qué motivos esgrime para ello. Lo más probable es que se deba a que no cumples con los requisitos para cancelarla (por estar en periodo de permanencia o tener crédito dispuesto sin devolver). Al banco no le hará gracia que canceles uno de sus productos, pero no puede retenerte sin motivo.

¿Puedo cancelar una tarjeta de crédito joven?

Es posible cancelar una tarjeta de crédito joven, igual que cualquier otra tarjeta de crédito o tarjeta joven. Será fundamental, en cualquier caso, que el contrato te permita dicha cancelación.

Si cancelo mi tarjeta de crédito, ¿puedo recuperar las cuotas anuales?

Puedes solicitar la devolución de la cuota anual de tu tarjeta de crédito en caso de que la hubieras pagado de manera anticipada si la cancelas. Deberás solicitarlo a la entidad emisora, pero ten en cuenta que solo recuperarás la parte proporcional del tiempo que no vayas a usar la tarjeta. Si el banco o entidad financiera se negase, deberás interponer una queja ante el defensor del cliente del banco, y si no diera su brazo a torcer, elevar tu queja al Banco de España por vía telemática o mediante correo ordinario.

Fuentes del artículo
Nuestra metodología
Roams ofrece un servicio informativo y de comparativa gratuito, que trata de ayudar a cualquier persona a encontrar el producto que mejor se adapte a sus necesidades. Para asegurarnos de que los datos presentados sean correctos, se realizan investigaciones de mercado y análisis exhaustivos de productos. Nuestra base de datos de hipotecas, préstamos, cuentas, tarjetas y depósitos se actualiza todos los días. El contenido lo revisa de manera frecuente un equipo de redactores con experiencia previa y/o formación específica en finanzas.

Personas que han participado en este post:

Isbelt Martín
Roams
Actualizado por Isbelt Martín

Isbelt es graduado en Administración y Dirección de Empresas. Experto en marketing digital, tiene más de 5 años de experiencia acercando las condiciones de los distintos productos financieros a los consumidores. Isbelt se encarga de releer la letra pequeña de los préstamos, hipotecas, cuentas y tarjetas en Roams.

Laura Burón
Editado y revisado por Laura Burón