Tarjetas de crédito para empresas: soluciones para negocios

logo Roams
Última actualización: 12 de marzo de 2024
Isbelt Martín
554 personas han leído este post en los últimos 12 meses
En pocas palabras

Las tarjetas de crédito para empresas pueden ayudarte a gestionar los gastos de tu empresa de manera más sencilla. Sus múltiples opciones de personalización y de financiación pueden ser el mejor aliado para tu negocio, por grande o pequeño que sea.

¿Cómo funciona una tarjeta de crédito para empresas?

Las tarjetas de crédito para empresas tienen un funcionamiento idéntico a las tarjetas de crédito convencionales. Te permitirán fraccionar las compras de tu negocio o acceder a opciones de financiación como el pago a plazos.

Este producto te permitirá también separar tus gastos personales de los de la empresa. Eso facilitará mucho la gestión de los gastos de tu negocio.

Además, las tarjetas destinadas a empresas también incluyen servicios especiales que pueden resultar muy útiles para tu negocio, ya sea grande o pequeño. Estas posibilidades adicionales son las que marcan la diferencia con las tarjetas convencionales.

Diferencia entre tarjetas de crédito para empresas y particulares

Las tarjetas para empresas incluyen servicios adicionales que no se encuentran en las opciones para particulares. Estos servicios extra añaden un plus de utilidad a tu tarjeta y te permitirán una mejor gestión de tu negocio.

Las principales diferencias que puedes encontrar entre una tarjeta para particulares y una tarjeta de crédito para empresas son las siguientes:

  • Emisión de múltiples tarjetas: puedes solicitar más de una tarjeta de crédito vinculada a la misma cuenta. De esta manera, cada trabajador puede tener su propia tarjeta para los gastos de la empresa. Además, también podrás limitar el nivel de gasto de cada tarjeta de manera individual.
  • Limitación de gasto: además de poder limitar el nivel de gasto que puede hacer cada empleado también es posible limitar los establecimientos en los que está autorizado el suo de la tarjeta de la empresa. De esta manera tendrás un mejor control de los fondos de la empresa.
  • Acceso a facturas detalladas: cada mes podrás solicitar facturas de los gastos de tu tarjeta de crédito. Estas facturas tendrán información detallada de todos los movimientos realizados, desglosando el IVA.
  • Agrupación de tarjetas: podrás agrupar diferentes tarjetas individuales según los departamentos de tu empresa. De esta manera, es posible configurar las tarjetas del equipo de finanzas con unas determinadas características, y las del equipo de recursos humanos con otras totalmente diferentes, por ejemplo.
  • Personalización: algunas tarjetas de crédito para empresas permiten incluir el logo de tu negocio para una mayor personalización.

Requisitos para tener una tarjeta de crédito para empresa

Para acceder a las tarjetas de crédito para empresas lo más normal es que, primero, necesites tener una cuenta para empresas. Por eso, primero tendrás que cumplir los requisitos de la cuenta, y después, los de la tarjeta.

  • Solo podrán solicitarlas aquellas empresas constituidas en España o con domicilio social en España, así como autónomos.
  • Pasar la evaluación de la entidad: a la hora de solicitar la tarjeta para tu negocio, el banco evaluará tu solicitud para garantizar que cuenta con la capacidad suficiente para hacer frente a futuras deudas que la tarjeta pueda ocasionar, así como el pago de los aplazamientos de las compras.

Recomendaciones para elegir la mejor tarjeta de crédito para empresa

Para elegir la tarjeta de crédito que mejor se adapte al ritmo de tu negocio y conseguir así más tranquilidad para ti. Algunos de los aspectos en los que nos debemos fijar son:

  • Flexibilidad: no solo a la hora de gestionar tus compras y acceder a opciones de financiación, sino también en cuanto a la configuración de las tarjetas. Una mayor flexibilidad te permitirá adaptar el funcionamiento de las tarjetas al ritmo de tu empresa y al de tus empleados.
  • Coste: cuanto menos te cueste mantener la tarjeta de crédito de tu empresa, mejor. Aunque muchas de las opciones están libres de comisiones, algunas opciones nos obligarán a cumplir una serie de condiciones, como un gasto anual determinado, para que sea así.
  • Control: la mejor tarjeta de crédito para tu empresa será aquella que te permita llevar un mejor control de los gastos de tu empresa. Deberás buscar tarjetas de crédito que te permitan acceder a información detallada de los movimientos de manera rápida, fácil y sencilla.
  • Ventajas adicionales: muchas tarjetas ofrecen beneficios asociados, como por ejemplo descuentos o bonificaciones si cuentas con más de una tarjeta de crédito para empresas. Es importante también sopesar si estas ventajas extra te convienen realmente.

No obstante, cada entidad puede tener condiciones muy distintas. Por ejemplo, las tarjetas de crédito para empresas de Qonto están incluidas dentro de una tarifa mensual por los servicios globales y las tarjetas en sí mismas no tienen ningún coste por mantenimiento, independientemente de los ingresos de tu negocio.

Otra opción son las tarjetas de crédito para empresas de bancos, las cuales pueden ofrecer condiciones inmejorables porque cuentan con el respaldo de estos gigantes financieros.

Tarjeta
Tarjeta
Tarjeta Crédito
48 €/año (1er año gratis) Coste
Desde 24,17 %TAE pago a plazos
2% Repsol, Campsa y Petronor Recompensas
Sin regalo Regalo
Tarjeta
Tarjeta
Tarjeta Crédito
0 €/año Coste
Desde 19 %TAE pago a plazos
10% Portaventura, Decimas, Eurostars Hotels... Recompensas
Sin regalo Regalo

¿Quién puede usar la tarjeta de crédito de la empresa?

La tarjeta de crédito de la empresa puede ser utilizada tanto por los directivos como por los empleados de la empresa. En el caso de que los empleados necesiten tener acceso a la tarjeta es conveniente emitir una tarjeta para cada uno de ellos.

De esta manera, podrás personalizar los límites y posibilidades de las tarjetas en función de las necesidades de cada empleado. Podrás configurar límites de gasto, limitar las tiendas en las que las pueden usar y muchas opciones más. Además, también podrás comprobar los movimientos de manera individualizada, lo que te permitirá tener una información más completa y detallada del uso que se le da a las tarjetas de tu negocio.


Tipos de tarjetas de crédito de empresa

Aunque al hablar de una tarjeta de crédito para empresa lo normal es pensar en una tarjeta para particulares con las características que pueda necesitar un negocio (como, por ejemplo, un límite de crédito superior), lo cierto es que hay tarjetas para empresas que satisfacen necesidades muy concretas.

Uno de los tipos de tarjeta de crédito para empresa más populares son las tarjetas para gasolina. Se trata de tarjetas con las que pagar el combustible de la flota de vehículos de tu empresa. Y aunque hay opciones para particulares que se pueden adaptar a las necesidades de una empresa, hay tarjetas diseñadas específicamente para este fin.

Similar en cierto modo es el tipo de las tarjetas de comida para empresas, tarjetas de crédito con las que los empleados pueden pagar sus dietas (la asignación que tienen para comer cuando se ven obligados a hacerlo fuera de casa por trabajo).

Pero lo más habitual es que sean tarjetas de propósito general que quizá incluyan algún tipo de ventaja añadida, como descuentos en repostajes o por comprar en determinados establecimientos.

Mejores tarjetas de crédito para empresas

Estas son algunas de las mejores tarjetas de crédito para empresas y negocios que puedes encontrar en el mercado en estos momentos:

Mejores tarjetas de crédito para empresas
Tarjeta Características
Revolut Business y Autónomos
  • Tarjetas físicas y virtuales con límites individuales
  • Admite pagos en divisas
  • La cuenta básica a la que puede ir asociada (Revolut Free) es completamente gratuita
Tarjeta Negocios BBVA
  • Opción de crédito y débito
  • Para autónomos y pymes
  • Posibilidad de solicitar tarjetas para empresas de gran facturación
Tarjeta Combo Profesional Bankinter
  • Tarjeta de doble cara: una para tus gastos personales y la otra para los profesionales
  • Gratuita para titulares de una Cuenta Profesional
  • Asociada a una cuenta remunerada
Tarjeta N26 Business
  • Tarjeta física y virtual gratuitas (salvo para la Cuenta N26 Estándar, donde solo la virtual es gratis)
  • Cashback en compras y servicio Bizum
  • Retiradas gratis en cajeros CASH26 en toda Europa, y mínimo 3 en cualquier otro de la zona euro
Tarjeta Qonto
  • Límite de hasta 200.000€ al mes
  • Tarjeta gratis, pero sujeta a la contratación de una cuenta con mantenimiento mensual
  • Opciones para autónomos, pymes y emprendedores, con tres planes cada uno

Opiniones sobre las tarjetas de crédito de empresa

Una tarjeta de crédito puede ser una buena herramienta para tu negocio, tenga este el tamaño que tenga. Lógicamente, cada tarjeta específica tendrá unos pros y contras que deberás analizar en detalle, pero, en general, toda tarjeta de crédito para empresas tiene las siguientes ventajas e inconvenientes para ti y tu negocio.

Ventajas de las tarjetas de crédito para empresas

Las tarjetas de crédito para empresas ofrecen un sinfín de posibilidades especialmente diseñadas para negocios pequeños y grandes. Por eso, estas tarjetas ofrecen a tu empresa una serie de ventajas:

  • Mejor control de las finanzas de tu empresa: puedes consultar los movimientos que se han hecho con las tarjetas en cualquier momento y de manera sencilla. Esto, junto con la posibilidad de controlar el gasto de cada tarjeta de manera individualizada, te permitirá tener una imagen más completa y detallada de cómo se usa el dinero de tu negocio.
  • Más flexibilidad: todas las opciones de personalización que ofrecen estas tarjetas las convierten en un producto muy versátil y una gran herramienta para tu negocio.
  • Mejores condiciones: estas tarjetas ofrecen mejores condiciones que las tarjetas convencionales. Muchas están libres de comisiones y te permiten acceder a opciones de financiación específicas para empresas.

Desventajas de las tarjetas de crédito para empresas

Aunque estas tarjetas ofrecen muchas oportunidades para nuestra empresa, también tienen ciertos aspectos negativos que también debes tener en cuenta:

  • Gastos extra: las posibles comisiones que tengas que pagar por utilizar estas tarjetas pueden suponer una carga para tu compañía.
  • Demasiada independencia: aunque puedas controlar de manera detallada en qué gastan tus empleados el dinero de la empresa, deberás tener cuidado con esto.

Aunque las desventajas de este tipo de producto no son muchas, es importante tenerlas también en cuenta a la hora de valorar su contratación. Solo así conseguirás los mejores resultados.


Preguntas frecuentes sobre las tarjetas de crédito de empresa

¿Hay tarjetas de débito para empresas?

Aunque lo habitual al hablar de tarjetas profesionales es hacerlo de aquellas que son a crédito, también es posible encontrar tarjetas de débito para empresas. Entidades como el BBVA las comercializan, así como neobancos como Revolut, por lo que si no necesitas las posibilidades de financiación que te brindan las tarjetas de crédito, pueden ser una buena opción para ti, ya que una tarjeta de débito, por lo general, resulta mucho menos costosa.

Tarjeta
Tarjeta
Tarjeta Débito
30 €/año (1er año gratis) Coste
2% Repsol, Campsa y Petronor Recompensas
Sin regalo Regalo
Más de 4.500 Nº de cajeros

¿Hay tarjetas de crédito para empresas que no sean de un banco?

Detrás de toda tarjeta de crédito, sea de empresa o para un particular, hay una entidad financiera que presta el dinero de su línea de crédito. Lo normal es que sea un banco, o el departamento de consumer finance de este, pero puede ser una empresa dedicada específicamente a ello. De hecho, puedes encontrar tarjetas de crédito para empresas expedidas por los propios fabricantes, como Visa, Mastercard o American Express.

¿Puedo pagar los gastos de empresa con una tarjeta personal?

Puedes pagar tus gastos profesionales con tu tarjeta personal, y si eres un empleado y está contemplado que ese desembolso no te corresponde hacerlo a ti, se lo puedes reclamar a tu empresa. Lo que conviene no hacer bajo ningún concepto es utilizar una tarjeta de empresa para gastos personales, porque estarías utilizando el dinero de la misma para tu lucro personal, algo que probablemente esté muy mal visto por tus superiores.

Nuestra metodología
Roams ofrece un servicio informativo y de comparativa gratuito, que trata de ayudar a cualquier persona a encontrar el producto que mejor se adapte a sus necesidades. Para asegurarnos de que los datos presentados sean correctos, se realizan investigaciones de mercado y análisis exhaustivos de productos. Nuestra base de datos de hipotecas, préstamos, cuentas, tarjetas y depósitos se actualiza todos los días. El contenido lo revisa de manera frecuente un equipo de redactores con experiencia previa y/o formación específica en finanzas.

Personas que han participado en este post:

Isbelt MartínRoams
Actualizado por Isbelt Martín

Isbelt es graduado en Administración y Dirección de Empresas. Experto en marketing digital, tiene más de 5 años de experiencia acercando las condiciones de los distintos productos financieros a los consumidores. Isbelt se encarga de releer la letra pequeña de los préstamos, hipotecas, cuentas y tarjetas en Roams.

Laura Burón
Editado y revisado por Laura Burón
 Pablo Vega
Productos verificados por Pablo Vega