Portabilidad prepago: ¿Qué sucede con mi saldo?

Al realizar una portabilidad prepago nos surgen muchas dudas. Una de ellas es qué ocurrirá con nuestro saldo a la hora de cambiar de compañía. Es una duda muy frecuente y muy común, y no es para menos, al fin y al cabo se trata de nuestro dinero y no queremos perderlo.

¿Qué pasa con el importe que se queda “en el aire” en una portabilidad prepago?

Si quieres saber qué va a pasar con tu saldo antes de comenzar la portabilidad prepago, te recomendamos que busques el contrato con tu operador móvil y leas las condiciones sobre ese apartado en concreto. Es la manera más fácil y rápida de conocer si vas a poder disponer de tu saldo, o si por el contrario, lo vas a perder.

Ten en cuenta que ningún operador móvil puede imponer formalidades distintas a las previstas en el contrato y que te tiene que prestar todos los servicios que hayas contratado. Además, asegúrate que en el contrato no haya ninguna cláusula abusiva.

En 2011 se llegó a demandar a Yoigo por este asunto al acusarlo de “quedarse” con el saldo de los consumidores. Pero claro, todo dependerá finalmente del contrato de prepago que tengamos, puesto que ahí es donde va a especificar qué ocurriría con nuestro saldo en el caso de cambiar de compañía.


¿Cómo hacer una portabilidad prepago?

Si no quieres perder el número de prepago que dispones, lo más aconsejable es que realices una portabilidad con otro operador móvil. La portabilidad tarjeta prepago además es gratis y se realiza en un periodo muy breve de tiempo.

Para poder hacer una portabilidad a prepago deberás ser el titular de la línea telefónica, en caso contrario la compañía no podrá efectuar la portabilidad de tarjeta prepago.

Debes tener en cuenta que a la hora de hacer efectiva la portabilidad prepago, debes tener preparado una serie de datos que vas a tener que facilitar a tu nuevo operador móvil

Los datos necesarios para completar la portabilidad prepago serán los siguientes:

  • Nombre y apellidos del titular de la línea
  • NIF
  • Domicilio
  • Correo electrónico
  • Número de cuenta

Compañías que tienen la portabilidad prepago regulada

En el caso de Orange, por ejemplo, vemos que tiene establecido que se produciría un descuento en la siguiente factura correspondiente en el caso de pasar a contrato. En el caso de pasar de prepago a prepago también se compensaría, pero en futuros cargos. Con lo cual, no perderíamos ese saldo.

Go Play
Sin permanencia Contrato Cobertura: ORANGE
Orange
4 GB extra con móvil a plazos +Más Info.
Go Fly
Sin permanencia Prepago Cobertura: ORANGE
Orange
10€ de saldo extra con portabilidad +Más Info.

Por otro lado, en Vodafone cuando realizas una portabilidad prepago está establecido que se pierden todas las condiciones que se tenían con la anterior compañía, y eso incluye el saldo.

Por lo tanto, en el operador británico se establece claramente que no vas a poder disponer del saldo que te quede pendiente, si no quieres perderlo te recomendamos que gastes tu saldo antes de realizar la portabilidad prepago.

Mega Yuser
Sin permanencia Prepago Cobertura: VODAFONE
Vodafone
Compatible con los Vodafone Pass +Más Info.
Vodafone
Ver detalles >

simyo es otra compañía que te devuelve el saldo en el caso de portabilidad desde prepago. En sus condiciones establece que : “En el caso de que hubiera saldo no promocional pendiente de consumir, las cantidades correspondientes serán reintegradas al cliente”. Dejando claro que cualquier saldo que quede sin consumir sería reembolsado al cliente.

Sin Cuotas
Sin permanencia Contrato Cobertura: ORANGE
simyo
Regalo 10€ +Más Info.
simyo
Ver detalles >

En general, recomendamos revisar muy bien las claúsulas del contrato que firmemos ya que podemos llevarnos una sorpresa. No todas las compañías dejan claro qué deberíamos hacer o qué va a pasar en el caso de hacer una portabilidad de tarjeta prepago y esto puede suponer un problema.


¿Se puede reclamar el saldo que queda pendiente?

En efecto, puedes reclamar si consideras que las claúsulas de tu contrato son abusivas. Las compañías tienen que dejar muy claro sus claúsulas o podría pasarles lo que le ocurrió a Yoigo y tener que enfrentarse a una denuncia.

Siempre intentamos transmitiros que al contratar una tarifa de móvil estamos firmando un contrato. Al igual que todos los contratos que firmemos en nuestra vida, tienen letra pequeña y muchas claúsulas que podrían suponer un problema en el futuro. Por todo esto es importante leer muy bien qué está establecido en dicho contrato para, en algún momento dado, actuar en consecuencia.

Como clientes tenemos que conocer nuestros derechos y saber qué nos podría pasar en cualquier imprevisto. No cuesta nada leer con detenimiento un contrato y buscar qué significa cada cláusula. Así, podríamos evitar futuros problemas que nos afectarían directamente.

Cómo hacer una portabilidad si no eres de contrato

El proceso es el mismo, el operador receptor se hará cargo del papeleo para cambiar el número de teléfono. Pero el importe del que dispongas en la tarjeta prepago, dalo por perdido desde el momento que sea efectiva la baja.

La portabilidad prepago, siempre que no surjan complicaciones, suele tardar entre 2 y 3 días, aunque se dice que con la llegada de la eSIM, en cuestión de horas estará resuelto. También es habitual que en este tiempo de espera, te llame tu operador actual para retenerte con alguna oferta atractiva.

El número ICC de la SIM es un número necesario para poder realizar el proceso de cambio de compañía. Es lo que identifica nuestra línea prepago en el operador actual y lo puedes encontrar habitualmente en la tarjeta SIM.

Algunas veces no viene la numeración de forma completa ya que aunque es un número de 19 dígitos, los 6 primeros identifican a cada operador, pero a veces esos 6 no aparecen. Así que tenemos de 13 a 19 números.

Puedes solicitar a tu operador el ICC al completo en atención al cliente, o encontrarlo en los ajustes del smartphone en las versiones de Android e iOS más reciente.

Con la contraoferta, podremos decidir si quedarnos con ellos o mantener la portabilidad. Si nos quedamos, probablemente haya una renegociación de la permanencia, y es importante que nos aseguremos de que el operador tramita la baja de la oferta que teníamos contratada por la nueva, si no queremos tener problemas administrativos. Tampoco dispones de mucho tiempo para pensarlo, porque el cambio se realiza rápido.

Si nos vamos, están obligados a no ponernos problemas de retención del número, y como la conversación será grabada, asegúrate en el caso de tener permanencia del coste de dicha penalización. El operador del que nos damos de baja deberá enviarnos un sms avisando de que la baja se está tramitando y dando unos plazos aproximados para que no nos pille desprevenidos y con un número de referencia para poder identificar el trámite.

La portabilidad es independiente al terminal. A día de hoy, la mayoría de los terminales vienen libres para que puedas usarlos con cualquier compañía o si no, están en la obligación de desbloquearlos. Por lo tanto, seas del operador móvil que seas, podrás usar tu smartphone con la nueva compañía.

Si eres un autónomo o tu línea es de empresa, también es posible hacer una portabilidad a particular.

POST RELACIONADOS

Entrada actualizada por: Nadia Pérez el Miércoles, 4 de Diciembre de 2019

Nadia Pérez