Aunque existen diferentes tipos de conexiones a internet para los dispositivos móviles, cuando pruebas la cobertura 4G, ya se te hace un mundo volver a una de velocidad inferior. Pero… ¿te has planteado las diferencias que hay entre estos tipos de cobertura o cuál será la que se use en unos años?

A continuación te explicamos todas las características de la cobertura 4G, 3G y 4G+ para que sepas diferenciarlas. Además, te hablaremos de la futura 5G, una conexión ultra rápida que aún no se ha establecido en el mercado.

Los tipos de cobertura anteriores a la cobertura 4G

Antes de que tener la ansiada cobertura 4G en casa (sobre todo en grandes ciudades), hemos tenido que pasar por conexiones bastante más lentas. Las reconocerás por los símbolos que aparecen en la parte superior de tu smartphone cuando no logra acceder al 4G.

En primer lugar está la GPSR, una cobertura inalámbrica a la que se accede en lugares donde la señal es realmente débil, como en ascensores o garajes. La velocidad de esta señal es de 56-114 kbps y con ella puedes enviar mensajes y revisar (con cierta lentitud) el correo electrónico.

La siguiente es la E (o EGPRS), una versión algo más veloz que la anterior. La velocidad máxima en este caso es de 384 kbps, por lo que es una opción factible si no necesitas navegar a gran velocidad y quieres ahorrar batería.

Con la cobertura 3G ya estamos hablando de una conexión con buena velocidad que te da la opción de consumir y descargar contenido multimedia.  La velocidad mínima de 3G en prácticamente todo el territorio español es de 2Mbps.

La red HSPA/3G+ ya permite la navegación con fluidez. Lea velocidad de descarga es de 14,4 Mbps.

Cobertura 4G y 4G+: ¿En qué se diferencian?¿Qué tipos de cobertura son?

La cobertura 4G es una conexión de gran velocidad que ya se puede disfrutar en la mayoría de las ciudades de España. La velocidad máxima de descarga en este caso ronda los 150Mbps.

Sin embargo, ya muchas compañías están hablando de la LTE Advanced (LTE-A), también llamada 4.5G o 4G+. Esta nueva tecnología permite mejorar aún más la velocidad de navegación del 4G, llegando nada menos que a 300 Mbps en descarga.

Lo consigue gracias a su capacidad LTE categoría 6, que, mediante la funcionalidad Carrier Aggregation, combina varios canales de LTE (4G) de manera simultánea para aumentar la velocidad.

Para explicar este concepto con más detalle, primero debemos saber que las operadoras tienen 3 bandas diferenciadas para la cobertura 4G (en 800, 1800 y 2600 Mhz, respectivamente). En base a las características del territorio en cuestión (zona rural, urbana, interior…) el móvil se conecta de forma automática a una banda u otra.

Con el 4G+ el dispositivo podrá utilizar varias frecuencias a la vez para conseguir una conexión con mayor estabilidad y velocidad. Si, por ejemplo, se conecta a dos antenas que aporten 150 Mbps, en realidad el móvil contará con 300 Mbps.

Esta tecnología aún solo está disponible para mejorar las velocidades de descarga, no de subida. Sin embargo, ya hay compañías trabajando en ello para ofrecerla lo antes posible a sus clientes.

Cobertura 4G en España por operadores

En las páginas web de los principales operadores (Movistar, Orange, Vodafone, Yoigo…), las compañías ofrecen unos mapas en los que puedes revisar si tienes cobertura 4G en casa.

No obstante, para hacernos una idea global, podemos ver los siguientes datos del cuarto trimestre de 2016 sobre la difusión del 4G en porcentaje de población por operadores: Yoigo llega al 84%, Orange al 89%, Vodafone al 96% y Movistar también al 96%.

El 5G, los nuevos tipos de cobertura del futuro

Aunque todavía queda mucho tiempo para que podamos disfrutar de la velocidad ultra rápida del 5G, Guenther Oettinger, responsable de la UE en cuestiones digitales, dijo hace ya dos años que Europa debía apostar por este tipo de tecnología. De hecho, la Unión invirtió nada menos que 50 millones de euros para avanzar en este aspecto y ponerse a la vanguardia del paso de la cobertura 4G a la 5G para 2020.

Las conexiones de las tarifas móviles con la futura red 5G podrían llegar a unos impresionantes 1000 Mbps. Es decir, si queremos descargar una película de 800 MB, mientras que con la cobertura 4G tardaríamos casi 30 segundos, ¡con la 5G la descargaríamos en 1 segundo!

Sin embargo, esta tecnología solo llegará a España cuando termine el despliegue de la cobertura 4G, que aún no es completa. Es decir, cuando en el resto de Europa ya hablen del 5G, quizá no haya llegado aún a nuestro país.

En un mundo hiperconectado como el de hoy día, la tecnología está desarrollándose de forma constante para satisfacer la creciente demanda de velocidad en las conexiones. Solo tenemos que mirar la evolución que hemos vivido en unos pocos años de la cobertura 3G a la 4G para imaginarnos la rapidez con la que podremos navegar dentro de solo 10 años. ¿Estaremos hablando por entonces del 6G? ¿A qué velocidades será capaz de llegar?

Dejar una respuesta

Por favor introduce un comentario!
Por favor introduce tu nombre