Yoigo fue la primera compañía de telefonía “low cost” de nuestro país, o esa pinta tenía. Era joven, fresca y diferente y pronto surgieron las opiniones Yoigo.

¿Por qué elegir este operador? Las opiniones Yoigo, principal razón

Cuando aterrizó yo ya llevaba tiempo descontenta con mi operador. Aún así, no me decidía a cambiar porque ninguna otra compañía me ofrecía cobertura en mi casa vacacional. Hasta que llegaron ellos.

De entrada, las opiniones Yoigo de usuarios, entre los que se contaban amigos cercanos, eran muy buenas. A esto se sumó el creciente enfado con mi operador. Y la compañía cuenta con una imagen de marca de lo más atractivo (sí, por el ojo me entró también). Así, finalmente me decidí a probar la calidad de sus servicios. Os cuento cómo ha sido.

Empezando la experiencia Yoigo

Hacía años que había desterrado la tarjeta prepago, de modo que para ser cliente de Yoigo realicé una portabilidad. Soy un poco torpe con estos temas de telefonía, así que para asesorarme llamé a Yoigo para que me atendiese un técnico de forma personal.

Menos mal, porque el chico que me atendió fue paciente, profesional y resolutivo, lo que elevó mis consideraciones con respecto a Yoigo. Me ayudó con la elección de la tarifa que más se adecuaba a mi consumo. 

Yoigo se hizo cargo de todos los trámites, yo sólo tuve que dar mi número de teléfono y la compañía de la que era cliente (sí, me llamaron con ofertas que, desde luego, no me convencieron; lo mío era ya algo personal) y en unas 72 horas ya era su cliente. La rapidez y calidad en la portabilidad era algo sobre lo que también leí entre las opiniones Yoigo. 

Mis primeras impresiones fueron, pues, muy positivas.

Mi tarifa Yoigo y la calidad de su conexión

Opté por la tarifa SinFín, que por 32 euros mensuales (IVA incluido) ofrece llamadas y datos ilimitados. ¿Ilimitados? Bueno, sí, pero ojo.

 

En 4G hasta 25 gigas y a partir de ahí puedes seguir navegando sin coste adicional. Pero la velocidad se resiente. Acostumbrada a una conexión mucho menos potente, al principio la experiencia de navegar por internet con Yoigo era como volar. La cosa iba como un tiro, y yo era feliz.

Mis juicios sobre Yoigo iban a más, y con ello mis expectativas.

Lamentablemente, llegar a consumir 25 gigas no es tan extraño si le das un uso intensivo.Así que los últimos días del mes mi experiencia como usuaria se vio (se ve) afectada por la falta de 4G y la consiguiente lentitud en la conexión.

A lo bueno se acostumbra una rápido. Mi exigencia con la calidad de los servicios se hizo pronto más grande, o sea, mis impresiones sobre Yoigo empezaban a empañarse.

Aun así, seguía dándome lo que no me daban otros: cobertura en puntos aislados, a gran altitud, sin que ello supusiese un bajón en la calidad. 

Mi experiencia con las llamadas en Yoigo

Una de las razones para elegir la SinFín, a parte desde luego de la oferta de datos ilimitados, era la de llamadas sin límite alguno. Sin cobros de establecimiento de llamada, que era algo que elevaba mi factura bastante. Sí, soy de muchas llamadas pero muy cortas.

Como ya he señalado, la cobertura era un punto importante a la hora de que cambiasen o no mis opiniones sobre Yoigo. Con las llamadas acabé de asegurar mis estimaciones iniciales: la calidad de Yoigo era impecable incluso a 1700 metros sobre el nivel del mar. Y yo que pensaba que antes se cortaban por el dispositivo móvil, qué ingenua.

Objetivamente, y sobre todo comparando con de dónde venía, mi experiencia con Yoigo iba viento en popa.

Mis opiniones sobre el servicio de atención al cliente de Yoigo

Iba viento en popa hasta al cabo de un par de años que me dio por revisar mi tarifa para ver cuáles eran las condiciones. Aquí iba a encontrarme con el servicio de atención al cliente, algo así como la prueba de fuego de toda marca o compañía. Mis valoraciones no se vieron afectadas: Yoigo la pasa de sobra. Os cuento:

En la web hay diferentes opciones para ponerte en contacto con atención al cliente; la primera, dos números de teléfono. Yo prefiero el trato directo así que parecía que ésa era la mía. Obvio que llamé primero al equivocado.

Al otro lado respondió un contestador. Si bien, es verdad que la grabación no era al uso, porque la calidad del sonido en Yoigo es muy buena y la información te la dan de forma clara. Pronto descubrí que debería haber llamado al otro número.

Ambos son gratuitos, claro. Y en este otro número sí acerté. Sin tener que esforzarme en la vocalización, ni elevar el tono de mi voz, la máquina fue capaz de entender enseguida qué información estaba buscando y consiguió dármela inmediatamente, aunque a una velocidad que hizo que tuviera que repetir la operación tres veces.

Aunque conseguí la información que estaba buscando, quería hablar con un técnico para que resolviese algunas dudas que me fueron surgiendo con respecto a mi factura (que por cierto puedes revisar online cuando quieras, y por si se te olvida, te avisan con un SMS cada vez que pasan el cobro).

 

No obstante, Yoigo te da otras opciones para contactar con ellos: vía e-mail, por mensaje de texto o dejando tu número de teléfono para que Yoigo se ponga en contacto contigo. Ya os imaginaréis que la tercera fue mi opción.

¡Me llamaron en 10 segundos!, así que no me dio tiempo a contestar. Devolví la llamada, y de nuevo aparece la grabación (la chica jovial). En cuanto dije “factura” me pasaron con un agente que resolvió amablemente mis dudas en menos de cinco minutos. Y mis estimaciones de Yoigo seguían en lo más alto.

Mi opinión Yoigo ¿Da servicios de calidad?

Las ventajas de Yoigo son, claro está, la cobertura ilimitada y la posibilidad de llamar y conectarte a internet desde cualquier punto de España sin perder calidad ni en el sonido ni en la velocidad de conexión.

El precio es asequible (la Tarifa sinfín es de las más caras, el rango va hasta los 9,60 euros al mes) y no hay sorpresas en la factura. Pero existen otras más baratas y simples que también podrían interesarte: 

Las desventajas tienen más que ver con la tarifa escogida que con la calidad del servicio de Yoigo. Es decir, tienen más que ver con mi experiencia personal. Pero al fin y al cabo de eso va este post.

O sea, que lo malo es que los sms no están incluidos en la tarifa, que después de adaptarme a la velocidad de la conexión, pasados 20 días del mes la cosa ya no va tan fluida, y la capacidad de reacción para cambiar de app o cargar páginas baja bastante y se nota. Pero se nota porque la calidad inicial es más que buena.

Quizá la otra desventaja sea lo adictivo que es internet cuando tu conexión es de 20 gigas.

En resumen: Las opiniones Yoigo que encontré eran favorables, y la mía también. Sí, recomiendo la compañía por la calidad de sus servicios, la simplicidad de cualquier trámite y la claridad con que te informan ya sea por mail, sms o con una llamada telefónica sobre cualquier duda que se te plantee. 

¡Cuéntanos tus opiniones Yoigo! ¿Tú también formas parte de la comunidad? ¿Estás pensando en cambiarte a la compañía? ¡Nos vemos en los comentarios!

3 Comentarios

  1. Para atenderte tela lo que te tiras y como se te ocurra desistir ni te cuento.
    Hice una portabilidad y después desisti y no me la querian denegar cuando estoy en mi derecho dentro de los 14 dias laborales, pues nada, se niegan ó te cuelgan, o te dicen que tienes que pagar 100 euros por que el técnico te enchufe el router, y por supuesto acercarte tú a una tienda de yoigo a devolverles el router, les dije que si, que mi tiempo en desenchufar y acercarme costaba los mismos 100 euros….

    QUE JETA TIENEN!!!! ………….veremos cómo se desaroolla esto, pero mi opinión es que ni la hora con ésta gente

    • Hola Pablo,

      Efectivamente, tal y como está recogido en sus condiciones, tienes 14 días para efectuar la anulación del contrato llamando por teléfono. Pero deberás devolver el producto que te hicieron llegar, en este caso el router, a la dirección que te indiquen, con la factura de compra. En el plazo de 15 días te devolverán el importe que pagaste menos 8€ en concepto de gastos de envío.

      Un saludo.

Dejar una respuesta

Por favor introduce un comentario!
Por favor introduce tu nombre