Al principio era la Nada y el Vacío y, la verdad, se estaba bien a gusto, puro equilibrio. Residíamos en una especie de Pacha Mama enorme que albergaba todo el universo conocido y desconocido en sí misma. Una Nada suspendida sobre el negro más absoluto. Sin luz. Sin energía y, sobre todo sin existencia. No había movimiento, no existía ni la velocidad, ni el tiempo, pero sí una suerte de presión continua del oscuro vacío sobre la enorme Nada.

La gran pregunta de los científicos es saber cuándo esa paciente entidad cósmica no lo soportó más y ¡Boom! explotó comenzando de este modo la primera portabilidad a Vodafone de la historia.

“Cuando hacer una portabilidad a Vodafone parece una buena idea y puede que hasta lo sea”

Al fin y al cabo ¿Qué es una portabilidad? Así, a granEs cambiar tu línea de telefonía móvil de una compañía a otra para obtener una serie de ventajas que tu actual operador no cubre.

Los motivos pueden ser variados. Casi siempre es la consecuencia de una presión invisible que repiquetea tus sentidos más profundos y te hacer saber que la paciencia con tu operadora actual es incomoda o insostenible. Ese es el momento en el que te conviertes en el último consumidor paciente de la tierra (UCPT).

Y ahí mi consejo básico: Detecta lo que te incomoda de tu operadora actual y compara entre las distintas opciones aquella que mejor cubrirá tus necesidades en el corto y medio plazo.

Cuando te conviertes en un UCPT y vas a realizar la portabilidad a Vodafone, aunque tú no lo sepas, vas a exigirle a la compañía que la portabilidad sea indolora, rápida, segura, efectiva y beneficiosa

Veamos si cumple y, para ello, los métodos posibles para realizar la portabilidad. En este caso por teléfono, en tienda o realizar la portabilidad Online. Yo voy a escoger la tercera opción.

Iniciar el proceso de portabilidad a Vodafone OnLine

Lo primero que notará nuestro último consumidor paciente de la Tierra (UCPT) es que para esta compañía lo de la portabilidad es una lección aprendida. Ahora lo que quiere es que consumas HBO como si no hubiera un mañana y que contrates…no sé muy bien el qué con qué, pero que parece que mola mucho y que ya estás tardando que los meses gratis vuelan…

Más abajo, tras la invasión de dragones, existe un discreto botón que no llamaría la atención a lagartija alguna y que indica un escueto “móviles”. Como no vas a por los dragones que vas a realizar una portabilidad, ese es el timbre que debes pulsar.

Ahora bien, si como buen UCPT quieres que se cumpla la exigencia “rápida”, utiliza el buscador de la página y escribe “portabilidad” te llevará directo a la respuesta.

En esta página ya te harán las preguntas básicas que necesita Vodafone para iniciar el proceso: Qué quieres (Un contrato o un prepago) y cuanto más quieres (Nuevo contrato, más líneas, pasar a contrato) pero sin dar demasiadas explicaciones de nada.

¿Qué es nuevo contrato? ¿Una nueva línea sin más o que deseas un contrato con tu portabilidad?  ¿Es “pásate a contrato” una migración de prepago a contrato o que quieres pasarte a un contrato de Vodafone?

Este punto puede provocar un ¡Boom! anticipado sobre nuestro consumidor paciente y conseguir que se vaya de la página. Pero tranquilos para eso hemos filtrado los problemas para convertir tu cambio de compañía en algo indoloro. La opción es Nuevo Contrato.

Toda portabilidad va asociada a una tarifa nueva en el operador donde aterrizarás. Elige con cabeza y que no te nublen los descuentos. Busca que se sea realmente beneficiosa.

Si no quieres teléfono elige Tarjeta SIM Suelta Contrato sin compromiso y pulsa en “Lo quiero

¡Ahora sí! Te preguntará claramente si eres o no cliente de Vodafone. Tienes que elegir entre las opciones expresadas con un texto sencillo y entendible. ¡Perfecto! En este punto también verás un hermoso cuadro donde seleccionar la tarifa que deja muy claros los puntos básicos y más interesantes de cada una incluido si podrás ver el “Winter is comming” de turno. (Empiezo a entender a la primigenia Pacha Mama…).

La documentación necesaria para hacer una portabilidad a Vodafone

Durante el proceso de compra te pedirán datos personales (incluido el DNI), los datos de la cuenta para que se domicilien las facturas (Ten a mano un justificante del banco por si te lo piden) y los datos de la línea sobre la que quieras realizar la portabilidad a Vodafone.

Por lo demás el proceso de compra es el habitual en cualquier tienda OnLine con cinco pasos…Lo de la prisa vuelve a fallar, pero sí cumple con la exigencia de “Segura”, el sistema es fiable…y siendo una compañía grande entiendo que tendrán estudiada la efectividad de tanto paso.

En principio realizar la portabilidad a Vodafone no tiene coste a no ser que hayas escogido un teléfono con la compañía. En ese caso lo que cueste la primera cuota del aparatito.

LG Q6
LG-Q6
Desde 0€ +11€ al mes durante 24 meses Ahorra 75€
Galaxy J7 2017
Samsung-Galaxy-J7-2017
Desde 0€ +12.5€ al mes durante 24 meses Ahorra 75€
Iphone X
Apple-Iphone-X
Desde 0€ +44€ al mes durante 24 meses Ahorra 100€
Iphone 8
Iphone-8
Desde 0€ +30.5€ al mes durante 24 meses Ahorra 75€

Ya he solicitado la portabilidad a Vodafone ¿Y Ahora qué?

Ahora tendrás que ser el auténtico y genuino último consumidor paciente de la tierra.

  • Vodafone tendrá que ver que los datos facilitados son correctos, es decir, que son los mismos que los de la compañía de la que vienes…si no es así…problemas.
  • Tendrá que comprobar que el número SIM corresponde con el Número de Móvil…si no es así…problemas.
  • Comprobará que la tarjeta SIM no ha sido fruto de un robo o pérdida…si no es así…pues eres un ladrón y tendrás problemas.
  • Verificará que no hay otro proceso de portabilidad en marcha…si es así…es que lo de consumidor paciente nos lo hemos saltado.
  • Y en medio de esto el operador donante, esto es el operador del que te vas, ha de responder a la solicitud de portabilidad que has solicitado…si no contesta…ya entiendo el porqué de querer cambiar de compañía.

Todos estos son motivos por los que la portabilidad puede ser rechazada, pero si todo está correcto, continuaremos explosionando hacia Vodafone.

Con todos los datos correctos en un día hábil tendrás hecha tu portabilidad y, en ese sentido da igual que hayas solicitado el cambio por web, teléfono o tienda.

Te avisarán de la fecha exacta de portabilidad vía SMS y, en teoría, en el día señalado, entre las 02:00 y las 06:00 ya serás cliente Vodafone.

El proceso es más largo si realizas también la portabilidad del teléfono fijo unos 3 días.

De la teoría a la práctica. Yo como el último consumidor paciente de la tierra

Valga aclarar que estoy convencida que en el 99,99% de las ocasiones este proceso es así de indoloro, rápido, seguro, efectivo y beneficioso. Pero yo debí ser el 0,01% en que todo esto falla. Bueno, menos lo de beneficioso que con la portabilidad conseguí un ahorro del 40% pero todo lo demás uf, uf, uf…. Por donde empiezo…Que lo hice por teléfono a partir de ahí:

Rápido: Para nada. Con cada llamada que me hicieron generaron una solicitud nueva de portabilidad. En teoría cancelando la anterior. Aun me pregunto el porqué.

Seguro: Tampoco. “disculpe es que hoy los sistemas se han caído espere un minutito”, “uy que raro, espere un minutito que…”, “Usted ya ha portado a Vodafone ¡ah no! que ha cancelado la portabilidad ¡Ah no! Espere un minutito…”.

Efectivo: Pues no. La tarjeta de Vodafone jamás llegó a mis manos y tuve que ir a una tienda a solicitar (y pagar) un duplicado después de encontrarme a 16:00 de una tarde con que no tenía línea. El aviso me llegó en cuanto puse mi flamante tarjeta SIM

Indoloro: ¿En serio tengo que explicar esto? La Santa Paciencia de los consumidores. Porque cualquiera cancelaba de verdad la portabilidad y porque sabía matemáticamente que iba a ahorrar el 40% del presupuesto dedicado a telefonía móvil que si no…Tras la portabilidad recibí unas cuantas llamadas de “vamos a iniciar sus trámites de portabilidad…a no que ya es cliente nuestro…un minutito…”

A toro pasado, estoy satisfecha con el cambio a Vodafone, es verdad que ahorro y también es verdad que en atención al cliente se quedaron afónicos de tanto pedirme disculpas cuando aclararon que duende había tocado sus sistemas.

Eso sí, a día de hoy mi antigua compañía me sigue llamando como si aún fuera su cliente y me hace estupendas ofertas para que vea en todos mis dispositivos y alguno más de regalo las series de moda.

OHMMMM

Y vosotros, ¿cuando tuvisteis que convertiros en el último consumidor paciente de la tierra por una portabilidad?

Dejar una respuesta

Por favor introduce un comentario!
Por favor introduce tu nombre