Hace unos meses decidí migrar al paquete Vodafone One, después de una década de fidelidad a mi anterior operador de telefonía. Los motivos de mi cambio de opinión estuvieron basados en cuestiones casi exclusivamente económicas, ya que las grandes operadoras ofrecen experiencias  similares en los servicios básicos de telefonía, como la cantidad de minutos disponibles para llamadas o la cobertura móvil en el territorio español. Y hoy os cuento mi experiencia en Vodafone. 

Mi experiencia en Vodafone One 50Mb – S

Personalmente, creo que soy poco hablador. A mí me interesan más los contenidos audiovisuales, como las series y el fútbol, y me interesa la velocidad de la fibra, que en el caso de Vodafone One cuenta con la infraestructura de Ono.

Vodafone One es un pack estándar que incluye móvil, fijo, fibra y televisión. Dentro de este paquete hay distintas tarifas identificadas con una letra, en referencia a las distintas tallas, como en las prendas de vestir.  Esto te permite configurar la oferta de Vodafone One a la medida de tus necesidades. La mía concretamente se llama Vodafone One 50Mb – S , con la letra “S” de small.

La tarifa  Vodafone One 50Mb – S  tiene una promoción del 20% durante los seis primeros meses, durante los cuales vas a pagar 42,30€/ mes. Al finalizar este periodo se pagará el precio habitual de la tarifa, que es de 53€/mes. Todo ello con el IVA incluido.

El paquete consta de:

  • 6GB de datos y 200 minutos para el móvil
  • Fibra Ono 50Mb reales
  • Fijo con llamadas ilimitadas de fijo a móvil
  • 2ª línea móvil GRATIS incluida
  • TV Total GRATIS 3 meses con HBO incluido

Si quieres disfrutar de Vodafone One, en cualquiera de sus tarifas, lo primero que se hace desde el servicio de atención al cliente de Vodafone es confirmar que el cable de ONO está ya instalado en tu portal.

LG Q6
LG-Q6
Desde 0€ +11€ al mes durante 24 meses Ahorra 75€
Galaxy J7 2017
Samsung-Galaxy-J7-2017
Desde 0€ +12.5€ al mes durante 24 meses Ahorra 75€
Iphone X
Apple-Iphone-X
Desde 0€ +44€ al mes durante 24 meses Ahorra 100€
Iphone 8
Iphone-8
Desde 0€ +30.5€ al mes durante 24 meses Ahorra 75€

Una vez que contratas el servicio la instalación es muy rápida, especialmente si no te importa perder tu número de fijo, como era mi caso, con lo cual no tuve necesidad de hacer una portabilidad, ni recibir la habitual contraoferta de mi anterior compañía.

Por eso, si la media de tiempo ronda los cinco días, a mí me instalaron Vodafone One 50Mb – S  en apenas 24 horas. Por lo que en este caso, mi experiencia en Vodafone fue muy satisfactoria.

Elegí la opción con la línea móvil, pero también es posible contratar la fibra de 50MB sin línea móvil.

Mi experiencia en Vodafone One: Los contenidos de TV

En mi experiencia como usuario, los contenidos que llegan a mi televisor son similares a los que ofrecen otras operadoras. Es decir, todas las TDT imaginables, cerca de doscientos canales agrupados temáticamente: noticias, canales de historia, canales infantiles, gastronomía, deportes, etcétera.

Todo gratuito, excepto los contenidos más preciados: la ficción y los deportes.

Mi experiencia con Vodafone One como consumidor de contenidos no es muy distinta a la de tantos otros seriéfilos y futboleros, y esto es algo que han comprendido bien las grandes empresas de telecomunicación.

En el caso de Vodafone, en lugar de apostar por los contenidos propios como hace Movistar+,  lo que se hace es facilitar el acceso a esos contenidos allá donde estén. Hoy en día, la ficción de Vodafone está en HBO y Netflix. Los deportes también están disponibles por un precio extra, similar al de otras plataformas, así que…¿Por qué pagar más?

Al igual que Movistar, su principal competidor, la apuesta de Vodafone por la “televisión total” pretende ofrecer una experiencia única para el espectador. Al llegar a casa puede ver cualquier programa emitido anteriormente, hasta los siete días previos.

Pero los resultados no terminan de convencerme, quizá porque la tecnología está todavía poco desarrollada, y por eso la navegación en el menú resulta a ratos tortuosa.

Además, el aparato que se conecta al televisor  funciona en realidad como el disco duro de un PC, es decir, de vez en cuando “se cuelga”. Por este motivo he decidido no contratar la tele todavía, a la espera de que los ingenieros encuentren una solución.

Dejar una respuesta

Por favor introduce un comentario!
Por favor introduce tu nombre