Ya has buscado con Roams cuál es la tarifa que mejor se adapta a ti, está en otro operador y tienes que hacer una portabilidad a otra compañía telefónica. Por ejemplo, estás en Orange y quieres hacer una portabilidad a Vodafone, ¿preparado? te voy a contar cómo hacerlo y lo que necesitas, sin que sea una pesadilla para ti. Pero no solo con este caso, te explicaré el proceso para el cambio de compañía a cualquier operador.

¿Qué es una portabilidad móvil?

Vamos a empezar por lo primero… Hacer una portabilidad es llevarse tu número de teléfono a otro operador. Es decir, que aunque tengas tu línea móvil en Movistar, si haces portabilidad a Yoigo, sigues conservando el mismo número. Te das de baja en tu actual operador móvil, para darte de alta en uno nuevo pero tu teléfono sigue siendo el mismo para todo.

Para hacer esto, los operadores diferencian entre portabilidad de contrato a contrato, o de prepago a contrato.

¿Cómo saber si tengo permanencia?

Pero antes de poder hacer una portabilidad, necesitas saber si tienes permanencia pues, de ser así, tendrás que pagar una penalización para poder cambiar de operador, y puede salirte rentable o no.

Muchas veces, las compañías ofrecen la portabilidad con móvil gratis (de hecho hay muchos usuarios que la realizan solo por eso), y la contrapartida en estos casos suele ser una permanencia de entre 12 y 24 meses.

Ocurre lo mismo cuando contratas tarifas con descuento que, muchas veces, también obligan a permanecer X meses con dicho operador para poder beneficiarnos de la promoción.

Si todavía estás en ese periodo y decides marcharte, tendrás una penalización económica (siempre y cuando esté en el contrato) que es proporcional al tiempo que resta para la finalización del contrato, es decir, al dinero pendiente que queda por abonar.

Para poder comprobarlo, puedes utilizar Roams, ya que ademas de poder controlar tu consumo y comparar precios en tarifas también puedes averiguar tu compromiso de permanencia gratis y sin tener que llamar a nadie. Porque te recordamos que ya hay operadores que empiezan a cobrar por llamar para comprobar si tienes permanencia, como por ejemplo Vodafone.

Portabilidad de contrato a contrato.

Si ya eres de modalidad contrato, no hace falta darse de baja en el operador que quieres abandonar, ya que se van a enterar porque el nuevo operador les manda la solicitud de baja. Ellos hacen todos los trámites correspondientes al cambio.

Tú solo tienes que comunicar al nuevo operador móvil que quieres contratarles, darles una serie de datos personales como DNI, Número de cuenta, la tarifa que quieres contratar y si incluye terminal, etc. y lo puedes hacer por teléfono, Internet o en una tienda. La solicitud de baja anulará todos los servicios que el operador ofrecía al número del cliente.

La baja tiene efecto en el mismo momento que el operador deja de prestar el servicio.

Portabilidad de prepago a contrato.

El proceso es el mismo, el operador receptor se hará cargo del papeleo para cambiar el número de teléfono. Pero el importe del que dispongas en la tarjeta, dalo por perdido desde el momento que sea efectiva la baja.

La portabilidad, siempre que no surjan complicaciones, suele tardar entre 2 y 3 días, aunque se dice que con la llegada de la eSIM, en cuestión de horas estará resuelto. También es habitual que en este tiempo de espera, te llame tu operador actual para retenerte con alguna oferta atractiva.

Con la contraoferta, podremos decidir si quedarnos con ellos o mantener la portabilidad. Si nos quedamos, probablemente haya una renegociación de la permanencia, y es importante que nos aseguremos de que el operador tramita la baja de la oferta que teníamos contratada por la nueva, si no queremos tener problemas administrativos. Tampoco dispones de mucho tiempo para pensarlo, porque el cambio se realiza rápido. Si nos vamos, están obligados a no ponernos problemas de retención del número, y como la conversación será grabada, asegúrate en el caso de tener permanencia del coste de dicha penalización. El operador del que nos damos de baja deberá enviarnos un sms avisando de que la baja se está tramitando y dando unos plazos aproximados para que no nos pille desprevenidos, y con un número de referencia para poder identificar el trámite.contraoferta portabilidad

La portabilidad es independiente al terminal. A día de hoy, la mayoría de los terminales vienen libres (para que puedas usarlos con cualquier compañía) o si no, están en la obligación de desbloquearlos. Por lo tanto, seas del operador móvil que seas, podrás usar tu smartphone con la nueva compañía.

Problemas al hacer una portabilidad móvil

Si tienes problemas con el operador, tienes que acudir a su servicio de atención al cliente, y la incidencia que abran debe estar contestada en máximo un mes. De no ser así, tienes que acudir a la Oficina Municipal de Información al Consumidor o a través de la web de la Oficina de Atención al Usuario de la Secretaría General de Telecomunicaciones.

Si lo que quieres es cambiar de operador sin realizar portabilidad, debes saber que perderás tu número de teléfono, y que en ese caso, lo único que tienes que hacer es comunicar la baja al operador actual y realizar un contrato nuevo con el operador móvil que elijas. Mi consejo es que realices portabilidad, es siempre más sencillo, tendrás mejores ofertas, y no pierdes tu número.

Las mejores ofertas de portabilidad móvil están en Roams.es

No pierdas tiempo buscando en las webs de los diferentes operadores y compañías telefónicas. Si estás buscando un tarifa móvil o alguna oferta de portabilidad de internet utiliza nuestro comparador de tarifas online. Desgranamos las tarifas para que la letra pequeña no te suponga un susto a final de mes.

Consejos para realizar una portabilidad de Internet

Ahora que estamos ante tanta subida de tarifas, aunque sea a cambio de más servicios, como es el caso de Orange o Movistar, puede que no estemos de acuerdo. Nos gustaba nuestra tarifa de internet + fijo + móvil tal y cómo estaba, y las mejoras que van a aplicar no nos convencen. Pero a la hora de la verdad, nos da miedo cambiarnos de operador.

Tramitar una portabilidad de internet

Para empezar, tú tienes que hacer los trámites de todo esto, no los hace el operador al que queremos cambiar. Las gestiones se pueden realizar por teléfono ya que por ley las conversaciones se graban para evitar malentendidos y nos tienen que dar un número de incidencia como referencia. Pero este número te lo tienen que enviar por SMS o por email, recuérdalo.

¿Y por qué te digo esto? porque el operador te puede decir que tienes que mandar la baja por fax, carta, paloma mensajera, etc. y es aquí donde tienes que hacerles saber que conoces tus derechos y que la conversación se está grabando y con eso es suficiente. Aprovecha también a decir que quieres una baja “rápida” para que no estén demorándose en el tiempo. También te pueden alegar que tienes facturas pendientes y por eso no puedes marcharte, pues bien, tienes que saber que eso no es cierto, y que la ley permite darse de bajar de un servicio con independencia de tener impagos.

En definitiva, te digan lo que te digan, o te ofrezcan lo que te ofrezcan, que sepas que tienes todo el derecho del mundo a hacer una portabilidad de Internet sin dar mayores explicaciones y que la baja debe ser tramitada en 48 horas.

¿Qué pasa con mi router?

Muchas veces al darte de baja te exigen una cantidad por el material que te quedas, como el router. Pues bien, diles que no lo quieres, porque no lo vas a usar más, y que lo quieres devolver. Los routers suelen tener un coste elevado y larga vida, así que la compañía lo puede reutilizar. Por ley, tenemos el derecho a devolver el material al operador, y ellos la obligación de venir a recogerlo a casa y comprobar su estado.

Por voluntad propia, también lo puedes llevar a una tienda, pero en ambos casos asegúrate de que te entregan un recibo con la fecha de entrega para evitar problemas futuros. También te pueden exigir un cobro por la instalación que hicieron en su momento si no cumples la permanencia. Tienes que informarte de esto bien cuando estés firmando porque están en su derecho si no cumples la permanencia.

Tengo permanencia, ¿Qué pasa?

Si tenemos permanencia, nos exigirán un pago que aparece en el contrato si no se cumple este requisito, por eso a veces es mejor pensárselo dos veces y hacer números incluyendo este coste, a ver si nos hace ahorrar o por el contrario, gastamos más.

Si no sabes si tienes permanencia, puedes registrarte en nuestra página o descargarte nuestra app y podrás comprobar si eres libre para cambiarte a otro operador o no.

Consejos a tener en cuenta después de hacer una portabilidad

Es recomendable que vigiles la última factura que te llega con el operador después de hacer una portabilidad de Internet, porque suelen cobrar de más, redondean en 15 días aunque ya no estuvieses usándolo, y en realidad solo tienen derecho a cobrarte los dos días siguientes (y hábiles) tras pedir la baja. Si el operador no da de baja en ese tiempo, ellos tendrán que corren con los gastos del consumo de datos que realices.

Antes de hacer una portabilidad de Internet porque te atrae mucho la oferta, analiza si es lo que realmente necesitas, o si vas a pagar de más por algo que no vas a usar. Quizás no sea necesario cambiar de operador pero sí hablar con la actual para buscar otra tarifa (valora también si tienes permanencia de tarifa)

Si te han pasado alguna factura que consideras injusta, te recomiendo pagarla y luego reclamar si no quieres acabar en alguna lista de morosos. Cuando empieces a reclamar ya sabes qué pasos seguir, y no olvides pedir siempre un número de referencia de tu caso para poder identificarlo con los distintos teleoperadores que te atiendan.

Las mejores ofertas en portabilidad de internet

2 Comentarios

    • Hola Manuel, actualemnte tras el cambio de las tarifas de Digimobil tienen una tarifa con 5GB y 800 minutos por 15€. Aunque si necesitas más minutos también tienen una con 2000 minutos y 10GB por 20€.

Dejar una respuesta

Por favor introduce un comentario!
Por favor introduce tu nombre