Toda la alegría e ilusión que desprendía Samsung cuando presentó su nuevo Galaxy Note 7 se ha desvanecido por completo. Tras los casos de sobrecalentamiento y el reemplazo con los mismos problemas, finalmente decidieron retirarlo del mercado. Y aunque las unidades afectadas no son muchas, han decidido primar la seguridad de los clientes.

Una crisis que será difícil de olvidar

Sea cual sea el problema que ha originado el fin de los Note 7, lo cierto es que a Samsung le va a costar unos 3000 millones de dólares en los próximos meses. Un impacto que unido a la compra de empresas como ViV deja los beneficios de Samsung al mínimo. Otro problema añadido lo encontramos en los dispositivos presentados junto al Note 7, dado que algunos accesorios y servicios se habían creado especialmente para este terminal. 

Lo cierto es que los beneficios de Samung han ido cayendo en los dos últimos años pero este año pretendían remontar gracias al éxito de los Galaxy S7 y S7 Edge. Por eso, seguramente la campaña para remontar la crisis se centre en seguir potenciando los Galaxy S7 y S7 Edge hasta que llegue el S8 en febrero.

Los problemas no son sólo económicos

Aunque sin duda, el mayor problema no es a nivel económico. Mucho más peligrosas son las consecuencias a nivel de imagen de marca. Las redes sociales están siendo testigo de cómo se está generalizando con la marca y los problemas, pese a que únicamente ha sido el Note 7 el terminal afectado. De hecho, y como suele ser habitual en estos casos, ya están circulando las primeras imágenes mofándose del problema del terminal. note7-extintor

Aunque en primera instancia pueda parecer divertido, esto puede derivar a que los usuarios que quieran comprarse un nuevo smartphone se preguntarán si un Samsung será la opción adecuada. Aún así, el fabricante surcoreano se está tomando las cosas con cautela y extrema seguridad para salir adelante de la crisis.

De hecho, el proceso de reemplazo ya está en marcha y los usuarios están recibiendo su kit ignífugo para retirar el terminal. Si, si.. tal y como leéis. El kit incluye una caja ignífuga con aislamiento térmico y forro de papel de fibra de cerámica que está “prohibido transportar en aviones” y guantes para manipular el dispositivo.

Sin duda, Samsung tiene una ardua tarea por delante para recuperar la confianza perdida.

A mi Android sólo le falta la App de Roams Mi iPhone sueña con la App de Roams

Tags: , , , ,