A día de hoy y casi un mes después de la retirada del mercado del phablet de Samsung, todavía no sabemos de forma oficial cual fue el problema que ocasionaron las explosiones de los Samsung Note 7 y obligaron a la compañía a retirar el dispositivo del mercado, un terminal en el que la firma coreana había depositado sus esperanzas para cumplir un año redondo, después de los excelentes resultados que estaba cosechando a lo largo del año con el Galaxy S7 y S7 Edge. Muchos fueron los rumores que apuntaban a que Samsung podría deshacerse de esta gama integrándola junto con el Galaxy S8, un terminal que se presentará en el próximo Mobile World Congress que se celebrará en Barcelona a finales de febrero del año que viene.

Imagen gracias a Samsung

Imagen gracias a Samsung

 

Según informa Reuters, todos los usuarios que han optado por cambiar el Note 7 por un Galaxy S7 tendrán la opción de poder renovar su terminal por el próximo Samsung Galaxy S8 o por el Galaxy Note 8 cuando se presente a lo largo del año que viene. Para que los usuarios puedan optar por este cambio, tendrán que entregar el terminal de sustitución, Galaxy S7 para poder efectuar el cambio. De momento hemos podido leer en Reuters, es plan renove únicamente estará disponible en Corea del Sur, pero es probable que se extienda por más países. Hay que tener en cuenta que cuando Samsung retiró el terminal del mercado, el Note 7 apenas se podía comprar en tres países: Estados Unidos, China y Corea del Sur.

Esta noticia desvela todas las dudas que se habían generado respecto a la posibilidad de que Samsung tratara de camuflar la gama Note con la gama Galaxy añadiendo la coletilla S-pen. Los usuarios tienen memoria selectiva, y este suceso es probable que dure bastantes años en la memoria de los usuarios, lo que podría afectar negativamente a las ventas de este terminal en un futuro. De todas formas, los usuarios que se han acostumbrado a un Note, seguirán optando por un Note entre otras opciones que se encuentren en el mercado.

Tags: , ,