Hoy me toca disfrazarme de cazador de mitos para comprobar qué hay de verdad en mucha de las cosas que oímos sobre las baterías de nuestros smartphones. ¿Es verdad todo lo que se dice sobre ellas? No, de hecho casi nada de lo que oigas es cierto, simplemente son bulos que se han extendido demasiado. Eso sí, hay varias cosas que sí son verdad, así que toca aclarar cuáles lo son.

Estoy seguro de que en algún momento de tu vida habrás escuchado prácticamente todos los mitos de los que hablaré hoy. Por ejemplo, se escucha muy a menudo que hay sólo hay que cargar el móvil cuando prácticamente se haya agotado la batería por completo o que si los no dejas que la batería se acabe por completo cuando lo acabas de comprar, acortarás su vida.

Cuando estrenas móvil tienes que dejar que la batería se descargue

Un mito completamente falso que llevamos acarreando desde que los terminales utilizaban baterías de níquel en lugar de las de litio que utilizan hoy en día la mayoría de los dispositivos. Lo que ocurría con las baterías de esa generación es que tenían el llamado “efecto memoria” que reducía su capacidad si no dejábamos que se realizara el ciclo de carga y descarga por completo. Hoy en día esto no se aplica ya que las baterías de litio no sufren este “efecto memoria”.

No tienes que preocuparte por cuándo cargar el móvil, puedes hacerlo cuando te apetezca o lo necesites. Eso sí, es recomendable que no dejes que la carga de la batería baje del 20%. También se aconseja que si quieres maximizar la vida útil de tu batería mantengas el nivel de carga siempre entre el 40 y el 80%. Esto es prácticamente imposible en nuestro día a día así que no debes preocuparte mucho por los porcentajes.

Otro consejo para el mantenimiento de las baterías es que nunca las guardes completamente descargadas si tienes pensado dejarlas aparcadas durante mucho tiempo, esto podría dejarla inservible. Siempre es mejor dejarla con un 40 o 60% de batería para no dañar su vida útil. Ésta es una de las razones por las que los móviles que compramos suelen tener ese nivel de batería.

Nunca cargues el móvil por la noche

batería

Puede que este sea uno de los mitos más extendidos y que choca de lleno con la forma en la que utilizamos normalmente nuestros smartphones. Después de utilizar el móvil durante todo el día, lo más lógico es dejarlo cargando mientras dormimos para tenerlo al 100% cuando nos levantemos la mañana siguiente. Sí, además de ser lógico puedes seguir haciéndolo sin ningún miedo.

Actualmente los terminales, la batería y el cargados funcionan de manera inteligente. Esto significa que cuando nuestro móvil está completamente cargado, la batería dejará de cargarse y el terminal utilizará la electricidad que llega por el cargador como fuente principal de energía. De esta forma la batería no se calienta y se mantiene sin sufrir daños.

Existe mucha gente que se empeña en decir que ésta es una de las prácticas que peor tratan a las baterías de nuestros móviles, pero ni de lejos es tan perjudicial como mucha gente cree. Te recomiendo que si eres de los que carga el móvil de esta forma todos los días, sigas haciéndolo por mucho que escuches lo malísimo que es.

No uses el móvil si lo estás cargando

No existe ninguna justificación técnica que apoye este mito. La batería se seguirá cargando de la misma manera independientemente de si estamos usando o no el móvil. Lo que sí hay que tener en cuenta es que obviamente, si lo estamos utilizando la batería tardará más tiempo en cargarse ya que al usarlo estaremos consumiendo parte de la carga de la batería. De cualquier forma, utilizar el móvil mientras tienes utilizado el cargador no perjudicará la salud de tu batería.

Utiliza solo el cargador propio de la marca

batería-móvil

Este es un mito que los propios fabricantes se han encargado de difundir con el objetivo de que termines comprando sus accesorios. Puedes cargar tu móvil o tablet con cualquier cargador que cuente con una entrada USB. La mayoría de móviles Android cuentan con una clavija micro USB, aunque últimamente están incorporando el nuevo USB tipo C. El móvil, la batería y el cargador se encargarán de administrar la potencia y el voltaje suministrados para que no pase nada raro.

La única diferencia entre unos cargadores y otros es el tiempo que tardarás en tener tu batería cargada por completo. Esto depende tanto de las características propias del cargador como de las de tu terminal. Obviamente, hay que tener en cuenta que el cargador que utilicemos, aunque no sea el propio de la marca, sea uno de calidad. A menudo podemos encontrar cargadores muy baratos pero deficientes que pueden acabar provocando problemas en nuestro móvil. Si tu móvil tiene carga rápida, lo óptimo es que busques un cargador que sea compatible con esta tecnología.

La carga rápida reduce la vida de la batería

En cierto modo esto es verdad, si bien es cierto que no es algo para alarmarse. También depende de la tecnología utilizada, la mayoría de terminales que cuentan con carga rápida optimizan la potencia y el voltaje utilizado de manera inteligente haciendo que las baterías no se calienten más de lo debido. Es importante que la temperatura de la batería no suba por encima de los 40ºC ya que a partir de ahí la su degradación se acentúa considerablemente. Notar que el dispositivo se calienta cuando lo enchufamos a la corriente es algo completamente normal, pero no siempre la temperatura es la misma.

Puedes hacer la prueba y ver cómo reacciona tu smartphone cuando utilizas la carga rápida. Mi S7 Edge por ejemplo no se calienta ni parecido a lo que lo hacía el LG G3 que tenía antes. Si tu smartphone se calienta demasiado te recomiendo que utilices por las noches la carga normal y la carga rápida solo para cuando lo necesites realmente.

Post escrito por Iván Negrete como colaborador de Roams

Tags: , ,