Llega el momento de ahorrar dinero en tu factura de teléfono y, antes de empezar, ya sabes que va a ser agotador.

Te voy a contar varias posibilidades para no llegar al extremo de pedir a tu operadora una portabilidad, pero primero quiero mostrarte el nuevo spot de Roams con el que seguro te robo alguna sonrisilla por verte reflejado en tan difícil situación como es buscar y comparar las mejores tarifas.

#AhorraEnTelefonía.

¿Qué te ha parecido el video? Esa es la solución más sencilla de todas, ¡descargarte la aplicación de Roams para que lo haga por ti! Pero aún así, te cuento los consejos para reducir  tu consumo:

  1. Los Datos. El wifi va a ser nuestra salvación siempre que puedas conectarte a él. Desactiva tus datos cuando estés conectado al wifi porque nuestros móviles tienen la capacidad de complementar esta conexión con tus datos, y eso hace que los megas se consuman más rápido. ¿Conoces Apps como Onavo Extend? te permiten ahorrar en el consumo de tus datos. También puedes restringir opciones de tus Apps más usadas como la reproducción automática de los videos en Facebook o la descarga automática de imágenes y videos en WhatsApp. Si pinchas en cada App, tienes un tutorial sobre cómo hacerlo.
  2. Las Llamadas. ¿Mantienes tu teléfono fijo? Es probable que tengas bonos de minutos; ¿conoces Skype o las llamadas que se hacen a través de wifi? Facetime, llamadas de WhatsApp, etc. Si hablas mucho, igual te compensa buscar una tarifa de llamadas ilimitadas. La App de Roams puede mostrarte la mejor tarifa para ti según tu consumo y las necesidades que tengas, confía en nosotros ?.
  3. ¿Te compensa la tarifa ilimitada? A veces, por despreocuparnos, tendemos a contratar más servicios de los que luego gastamos y eso se traduce en facturas más altas. Hay tarifas especiales  que se ajustan a tus números frecuentes y os permiten ahorrar a todo el grupo.
  4. Revisa tus facturas. Reconócelo, ¿cuántas veces lo haces? Casi nunca, ¿verdad? a no ser que salten las alarmas por una factura sospechosamente alta, nadie suele revisar el contenido porque es algo muy aburrido. Pues te recomiendo hacerlo. A veces las operadoras incluyen gastos que no hemos contratado, servicios premium, llamadas que no hemos realizado, etc.Te sorprenderías de cuántos errores puedes llegar a encontrar. Muchas operadoras te permiten ver en tu perfil (siempre que lo tengas creado) a cuánto asciende tu última factura antes de que llegue a tu cuenta. Con Roams si usas iOS, ya tienes disponible ese servicio también, y pronto podrás descargarlas en Android.
  5. Cambia de operadora. Siempre que no tengas permanencia, puedes barajar otras operadoras (con permanencia también, pero tendrás que pagar una sanción). Ya conocerás que muchas veces ofertan a nuevos clientes muy buenas tarifas a las que antiguos clientes no pueden acceder, o simplemente tienen una tarifa que te va como anillo al dedo y la quieres.

No tengas miedo a cambiar de operadora. Algunos llevamos años con la misma, pero hay que estar abierto a todas las opciones; es el mercado de oferta y demanda. Recuerda que puedes salirte de las “Big Three” de la telefonía (Movistar, Vodafone y Orange) ¿Sabías que en España hay más de 60 operadoras de telefonía?

Cuando en los 90’s empezaron a popularizarse los teléfonos móviles, apenas teníamos tarifas para elegir y, la oferta de operadoras se reducía a 3: MoviStar, Airtel y Amena. Así que, en vez de adaptarse éstas a los consumidores, éramos nosotros los que nos adaptábamos a ellas. Pero con la entrada del nuevo siglo, el sector fue ganando cada vez más peso y fueron apareciendo nuevos competidores, por lo que se cambiaron los papeles, las operadoras tuvieron que adaptarse a los clientes y hoy, con más de 1.000 tarifas en el mercado, es casi imposible no encontrar una que se adapte a las necesidades de cada uno. Con esto no digo que las operadoras fijen sus objetivos en torno a las necesidades de los consumidores, pero sí que cada vez son más las opciones que tenemos si, como bien comento arriba, salimos de las más fuertes.

Quizás reconoces que estás con la misma operadora por comodidad. No te apetece pasar por todos los trámites de llamar, estar minutos con una musiquita de espera, que intenten retenerte, la famosa contraoferta, etc. Solo cambiarás cuando estés realmente enfadado con ellos, sin tener en cuenta que probablemente ya podrías estar ahorrando grandes cantidades anuales.

Te paso algunos tips para un cambio de operadora:

  1. Conoce tu consumo: Tienes que saber cuántos minutos gastas de media, los datos, sms, etc. y cuánto te está cobrando tu operadora por ello.
  2. Consulta: Para encontrar la oferta adecuada tienes que investigar, comparar y hacer un estudio exhaustivo. Puedes ir a las tiendas de las operadoras, llamar o a través de sus web. Esto lleva tiempo.
  3. Lánzate: Ya sabes lo que quieres, ahora hay que realizar el cambio. Llamas a la nueva operadora, que no te pone ningún problema pero sabes que en pocos días te llamará tu operadora actual para retenerte. No tengas miedo, repite tres veces “QUIERO CAMBIARME, QUIERO CAMBIARME, QUIERO CAMBIARME”. Esto se convierte en la batalla “Tú contra los comerciales más convincentes del mundo con las mejores ofertas que no quisieron darte antes” pero como ya sabes lo que hay, solo tienes que estar muy decidido y pedir la portabilidad a la nueva compañía.

Yo no quiero ser pesada pero recuerda…¡Roams hace todo esto por ti!?, conoce tu consumo, compara todas las tarifas de las operadoras con la tuya y te conecta directamente, si quieres, con la nueva operadora que te ofrece tarifas mejores para que contrates. Fácil y en poco tiempo. #AhorraEnTelefonía.

¿Nos cuentas tus consejos? ¿Qué trucos tienes para ahorrar en el consumo y en la factura de tu telefonía móvil? ¿Cuál ha sido tu experiencia al intentar cambiarte de operador? Me encantaría que nos lo contases, seguro que podremos ayudarte o ¡quizás nos riamos todos juntos!

¡Gracias por llegar hasta aquí leyéndonos! ?

Tags: , , , , , , , , , , , , , , ,