Se te ha estropeado o se te queda muy “anticuado” y te compras al fin un smartphone de última generación. Llegas de la tienda con una sonrisa de oreja a oreja… pero la ilusión por probar tu nuevo trasto se desvanece cuando tienes que mover todos tus contactos, fotos, datos y ficheros de un teléfono a otro. Uf… ¡otra vez igual, qué horror! piensas.

No temas. Que cunda la calma. Aquí estamos para decirte que lo que a todos nos parece la odisea de Ulises hacia Ítaca, a ti te va a ser más fácil que cambiarte de calcetín. Para eso hemos desarrollado una guía que explica todas las variantes: ¿Listo? ¡Pues… adelante!

1. Importar datos de smartphone a smartphone

Almacenamiento-en-la-nube

Imagen gracias a el androide libre

La opción más común en los tiempos que corren. Y lo más fácil, porque aunque sean los dos smartphones de sistemas operativos diferentes (Apple y Android) los datos estarán almacenados en la nube, por lo que no tendrás que hacer prácticamente nada.

2. Importar la agenda de un smartphone a uno convencional

Imagen gracias a geekekts

Imagen gracias a geekekts

Sí, suena raro una vez que ya te has modernizado, pero por si acaso lo retro se vuelve a poner de moda…Pasar los contactos de un smartphone a un teléfono convencional solo tiene dos posibilidades: o bien los teléfonos están guardados en la tarjeta SIM del smartphone y estos se “van” dentro de la tarjeta a su nuevo inquilino retro, o bien ya podemos sentarnos a codificar uno por uno (va bien apuntarlos en una hoja de papel primero)… ¡algo tiene que tener volver a la antigua usanza!

3. Importar la agenda de uno convencional a un smartphone

Imagen gracias a Vodafone

Imagen gracias a Vodafone

Este es el caso más típico. Te han regalado un smartphone o has tirado tu viejo “ladrillo” (al fin!) de los Picapiedra para pasar a la nueva era digital de los millenials. ¡Bienvenid@! Para pasar todos tus datos lo que tienes que hacer es transferirlos a tu PC o portátil mediante un cable USB. 

Una vez que los tengas distribuidos en carpetas, conectas tu smartphone y los vas trasladando carpeta por carpeta. Eso, para los archivos multimedia. Para los contactos, bastará con poner la SIM (si estos están almacenados en ella). Descubrirás que en tu nuevo teléfono te aparecerá una agenda mucho más completa (dirección de correo electrónico, teléfono fijo 1, teléfono fijo 2, del trabajo, dirección física…). No te ofusques si crees que por pasarte la tarde rellenando todos estos datos los vas a perder si te cambias de teléfono: como no sea nuestra opción 4 (de convencional a convencional), los datos que metas los conservarás siempre.

4. Pasar los contactos de un móvil convencional a otro convencional

Imagen gracias a Neoteo

Imagen gracias a Neoteo

Puede que no sea tu caso ni mucho menos y que te suene a prehistórico, pero a lo mejor nos está leyendo un abuelo o alguien reaccionario a la tecnología a quien le servirá este epígrafe. En efecto, hace unos años cambiar de teléfono muchas veces significaba pasar, de uno en uno, los contactos de un móvil a otro. Era una tarea tan tediosa como llenar un cubo de agua con una cuchara de café… Afortunadamente, con el tiempo se nos dio la posibilidad de grabar los teléfonos en la tarjeta SIM, de modo que bastaba con poner esta para tenerlos todos en el nuevo, sin más. Después, surgió la posibilidad de acometer esta tarea vía Bluetooth, por SMS y hasta por infrarrojos.

Retrocedamos al punto uno, pasar datos de un smartphone a otro, ¿son el mismo sistema operativo?

A. Móviles con el mismo sistema operativo 

Todo está en la nube y entre sistemas operativos iguales se hace automáticamente cuando activas tu smartphone. Todos los contactos, mensajes, fotos y llamadas se sincronizarán con el nuevo. ¡Viva la nube!

B. De Android a iOS

Te has ido a la competencia y ya tienes tu flamante iPhone delante de ti. ¿Y ahora cómo lo haces?

  • Asegúrate de que todos tus datos están actualizados en tu cuenta de Google.
  • En tu flamante iPhone, ve a “Ajustes”, luego “Cuentas, correo, contactos” y le das a “Añadir cuenta”. Escribe tu cuenta de Gmail y activas los datos a sincronizar.
  • Ahora, créate una cuenta iCloud, ¡que estás en iPhone! Te servirá por si quieres hacer la operación anterior desde un ordenador e importarlo todo desde un archivo .vcf (en el engranaje del icono Contactos está la opción “importar vCard”).
  • Para los archivos multimedia, cópialos en un ordenador y entra en tu cuenta iTunes, donde transferirás las carpetas y todo se copiará automáticamente.

C. De iOS a Android

Usa tu cuenta de Google para exportar datos: elige entre contactos, e-mails, calendario, fotos y videos…. Vincularás tu cuenta de Google en el apartado “Cuentas y sincronización”. También tienes la opción anterior, la del archivo .vcf desde tu ordenador (o desde el mismo iPhone con USB).

D. De iOS y Android a Windows Phone

Sí, parece que todo sea un duelo entre iPhone y Android, pero este tercer mosquetero también existe. Los Windows Phone de Microsoft Outlook reconocen las cuentas de Google y Exchange. Para las otros, usa OneDrive o la aplicación AppComparison de Windows, esta nos dirá las que podemos recuperar en Windows.

Aplicaciones de último recurso

Si todo lo que os hemos explicado os parece un rollazo, ¡tranquilos! todo tiene solución y siempre podéis tirar de las aplicaciones nacidas para ello:

iDrive ofrece un servicio válido para PC, MAC, Android, Windows Phone e iOS. Te guardas una copia de seguridad de los contactos, calendarios, vídeos y fotografías en un servicio que dispone en la nube. ¡Los primeros 5 GB son gratis!

MyBackUp es para pasar de Android a Android y lo guarda en una tarjeta de memoria microSD o en un servicio en la nube como DropBox para recuperarlo luego. Versión gratuita disponible.

MovetoiOS: lo mismo que el anterior pero a la inversa, de Android a iPhone y ¡totalmente gratuita!

Vamos, que si no has podido migrar todo tu mundo ¡es porque no quieres! Y ahora, el siguiente paso en tu móvil nuevo es instalar la app de Roams.

A mi Android sólo le falta la App de Roams Mi iPhone sueña con la App de Roams

Tags: , ,