Lo sabemos. Cada vez que te tienes que registrar en un sitio nuevo y tienes que crear una contraseña o cuando al recuperar una clave olvidada te obligan a cambiar contraseña te encuentras con un problema: Es aburrido inventarse una nueva contraseña para cada sitio web y al final acabas poniendo siempre el mismo password.

O peor aún, incluso puedes llegar a elegir una de esas contraseñas horribles y que nadie recomienda por lo simples que son y lo fácil que resulta adivinarlas:. Si, ya sabéis, eso de 123123password, tu fecha de nacimiento o el nombre de tu hijo…etc. Fácil de recordar pero también de adivinar.

Imagen gracias a TuTecnoMundo

Imagen gracias a TuTecnoMundo

Sentimos decirlo, pero eres la presa perfecta para cualquier hacker con malas intenciones. Ha llegado el momento de poner fin a esta mala práctica.  Y para ello te proponemos una serie de métodos que te ayudarán a crear la contraseña perfecta y con los que, además, te asegurarás de no olvidarte nunca más de ella. ¡Manos a la obra!

Consejos básicos

contraseña segura

En primer lugar, no es recomendable utilizar siempre la misma contraseña, pues si alguien logra descubrirla o acceder a ella en un sitio web mediante un ataque y está asociada a tu correo electrónico o a un nombre de usuario que también utilizas en otros sitios, podría probarla en otros lugares de la web y acabar accediendo a datos de importancia.

Establece varias contraseñas y procura que las más seguras sean las que utilices en los sitios más sensibles: cuentas de correo electrónico, sitios de pago por Internet, banca electrónica…etc.  Y sí, todas distintas.

En segundo lugar, si no eres de los que tienen buena memoria, no es mala idea disponer de algún sitio donde apuntarlas. Puede ser un simple bloc de notas, pero has de asegurarte de que no lo dejas a la vista ni cerca del ordenador. Busca un sitio oculto para almacenarlo. ¡Nada de poner un posit pegado en el monitor del ordenador!

En tercer lugar, crea contraseñas difíciles, es decir, que contengan varios tipos de símbolos y con una longitud mínima de 16 caracteres. Mezcla números y letras tanto en minúscula como en mayúscula, guiones, almohadillas, porcentajes y otros signos.

Desecha cualquier contraseña que sea fácil de adivinar para cualquiera que te conozca un poco o que te investigue: no uses el nombre de tus hijos o de tu cónyuge ni el de la mascota. Tampoco tu año de nacimiento o lugar de procedencia. Son datos fáciles de obtener y los primeros que cualquier persona con malas intenciones va a probar.

Métodos para crear claves seguras

Imagen gracias a batanga.com

Imagen gracias a batanga.com

Es cierto que crear contraseñas complicadas, aunque son un obstáculo para los ladrones de claves, también puede ser un problema para nosotros pues son fáciles de olvidar. Por ello te proponemos una serie de métodos que te simplificarán la tarea de crear contraseñas seguras y que, además, te facilitarán acordarte de ellas:

  • Usa el acrónimo formado por las letras iniciales o finales de las palabras de una frase. Por ejemplo, Esta es mi contraseña de Facebook, pues puedes poner EemcdF. O mejor aún, puedes añadir el año en que creaste la cuenta y así hacer más compleja la contraseña, quedando, por ejemplo, algo así: Eemcdf-2015.
  • Otro método es asociar a la contraseña tu nombre de usuario, la web a la que da acceso y el año. Así puedes escribir un acrónimo de tu nombre, el sitio web y el año separados por algún otro símbolo como #, % o -. Por ejemplo, fulanito#facebook#2015. Si siempre sigues este esquema te será sencillo recordar la contraseña de cada servicio web al que accedas.
  • Si quieres, puedes sustituir las vocales de la contraseña por números de forma que a=1, e=2, i=3, o=4 y u=5. Así que, si tomamos el ejemplo del caso anterior, obtendremos algo así: f5l1n3t4#f1c2b44k#2015. ¿A que esta contraseña ya no parece tan fácil de adivinar?
  • Aplicar caracteres de relleno. Significa que al principio y al final de la contraseña podemos añadir símbolos que compliquen el password. Por ejemplo, !<<micontraseña>>!
  • Otra forma sencilla de crear una contraseña fuerte es tomar los versos de una canción que nos guste y aplicar alguno de los métodos anteriores, creando un acrónimo, cambiando vocales por números, etc.
  • Muchas personas crean contraseñas utilizando patrones visuales del teclado y escriben la sucesión de letras, números o caracteres de dicha forma. Eso sí, eso exige tener una buena memoria visual.

Administradores de contraseñas

Si todos estos métodos te parecen complicados, quizá es el momento de elegir algún software de gestión de contraseñas. Se trata de programas que permiten asociar a un determinado sitio web cada una de las contraseñas que has elegido. Solo tendrás que acordarte de una, de la que te da acceso al administrador de contraseñas, y una vez dentro podrás consultar todos tus passwords y recuperar, al instante, la clave adecuada.

Este tipo de programas permite además generar contraseñas muy complicadas, largas y con una combinación aleatoria de caracteres muy difíciles de descubrir. Algunos ejemplos de este tipo de aplicaciones son KeePass Password SafeSticky Password o LastPass.

Y ahora que tienes una contraseña perfecta y segura, sólo te queda descargarte la app de Roams.

A mi Android sólo le falta la App de Roams Mi iPhone sueña con la App de Roams

Tags: , , , ,